Categoria>>El Barro

Propiedades de Barro

Propiedades del Barro

 

Cicatrizante

Por su alto contenido en silicatos de aluminio. Gracias a su composición, favorece la regeneración tisular con mayor rapidez y deja cicatrices menos perceptibles, que cuando se usan métodos convencionales.

Antiséptica y Bactericida

Discrimina entre agentes beneficiosos y nocivos. Ejemplo: en la diarrea infecciosa elimina el germen patógeno, mas no arrasa con la flora intestinal.

Es antiséptica con discernimiento pues drena e impide la proliferación de los agentes patógenos y favorece la presencia de otros que ayudan a la regeneración celular.

Tiene un alto poder de acoplarse a la propiedad absorbente de los tejidos orgánicos, transfiriéndoles sus componentes para que penetren en ellos. Por esta razón se le atribuye el poder de la re mineralización (en caso de anemia y debilidad), Además aporta catalizadores que hacen posible la asimilación de minerales.

Absorbente

Propiedad de fijar en sus moléculas impurezas de la sangre, piel mucosa, etc., Así, contribuye a la limpieza con los órganos emuntorios (encargados de excretas y depurar) como intestinos, hepatico-biliar, renal, pulmonar, drenaje articular, linfático y cutáneo.

En los cuerpos con exceso de radiaciones los absorbe. Esta propiedad convierte a la arcilla en un elemento terapéutico interesante para tratar las lesiones producidas por las radiaciones ionizantes.

Analgésica y Antiflogística

Es excelente para calmar el dolor y desinflamar contusiones, esguinces, golpes, heridas, quemaduras, picaduras e irritaciones. La arcilla acciona en varios puntos de acupuntura produciendo un aumento de nivel de endorfinas (agentes químicos producidos por el sistema nervioso y que actúan igual que la morfina)

Equilibrador Energético

Genera energía en los cuerpos faltos de ella. Por ejemplo, estimula el metabolismo, sistema endocrino, inmunológico y hematopoyético. Pero con "discernimiento" solamente si hace falta. También absorbe energía donde hay exceso. Las recientes investigaciones han encontrado la lógica de actuar de esta "misteriosa virtud", pues al aplicar arcilla armonizamos la energía Chi o Ki (denominada así por la cultura oriental), que es una fuerza invisible, una energía dinámica presente en todas las cosas. Ahora con nuevos estudios se están aplicando emplastos de arcilla en los puntos claves de los meridianos de acupuntura, para tratar de reemplazar las agujas con magníficos resultados.

El organismo tiene grandes recursos energéticos que normalmente permanecen dormidos. La arcilla los despierta.

Equilibrador Térmico

Normaliza la temperatura interna del organismo; lo logra adecuando el flujo de la sangre a la piel.

Es la acción multidisciplinaria de estas propiedades, la que origina los éxitos terapéuticos de la arcilla. Por ejemplo, al poner la arcilla en una contusión con herida abierta e infectada, acciona, en varios puntos de acupuntura produciendo un aumento en el nivel de endorfinas, que disminuyen el dolor e inflamación. A la vez, su acción bactericida discriminatoria ataca el agente patógeno y deja los beneficios que ayudan a la regeneración, añadimos la propiedad del silicato de alúmina, logramos una cicatrización más rápida. Además, esta patología siempre reviste edema y hematomas; pues con el poder de absorción estos desaparecen en corto tiempo.

La razón de sus propiedades

Químicamente hablando las arcillas son esencialmente silicatos de aluminio, mezclados con óxido de hierro, carbonato cálcico y oxido de elementos como potasio, magnesio, azufre, calcio, sodio y titanio. Físicamente se trata de partículas de tamaño minúsculo inferior a las dos micras.

La mayoría de los usuarios de arcilla dan explicaciones científicas cuando les sorprenden sus efectos. La presencia de minerales.